31 diciembre 2008

El maldito balance

Aprovecho el último día del año para hacer un repaso al paso que he dejado duranto el 2008 en este pequeño espacio. Ante todo, entono un mea culpa y reconozco que mi actividad en el blog ha disminuido a más de la mitad que el pasado (y que lejos queda ya) 2007. Por ejemplo, en los meses de febrero y octubre no publiqué ni un solo post, y los meses que más veces he escrito ha sido en enero y abril, cuatro entradas (wow!).

La entrada que más visitas ha recibido ha sido la que hablaba de los cambios en la contraportada de Público. Y es que precisamente el diario Público ha sido uno de los temas que he seguido en este blog ya que también hablé del fichaje de Ernesto Ekaizer (que poco duró, por cierto) y de grandes portadas y grandes errores.

La blogosfera también ha estado presente, con un análisis, por ejemplo, de cómo son los bloggers. Pero en este tema, el 2008 ha sido el año en el que he ratificado que detrás de los blogs hay personas de carne y hueso, como lo son aquellas con las que me reuní varias veces en el Ateneu Barcelonés. Incluso luego hubo personas que me utilizaron (en el buen sentido de la palabra) y me hicieron protagonista en su blog.

También he dedicado este 2008 a hablar de mi generación, de cambios y de innovaciones. En fin, ya sabéis que me gusta hablar de todo un poco.

Y por último, no se debe olvidar que este año he llegado a los 100 posts. Y no han sido 200 posiblemente por grandes experiencias como la del verano en la SER y todas las horas que le dedico durante todo el año a la radio y a la revista.

Mentiría si dijera que el 2008 no ha sido un año duro en algunos aspectos, pero también me ha dejado muy buenos momentos y, al fin y al cabo, siempre intento quedarme con lo bueno. Ahora ya solo queda mirar adelante y vivir intensamente el 2009. Así que... ¡Feliz año nuevo a todos!

2 comentarios:

Tercera Opinión dijo...

Buen blog. Me encanto el de el resbalon de público.

Un saludo.

-------------
http://www.terceraopinion.net

Rocío dijo...

Te felicito por el balance, completo a la vez que sintético. Feliz 2009, a disfrutar cada día, que este año tiene uno menos :)